Literatura

Pequeña editorial, grandes autores

Noviembre de 2015 "Y Dios irrumpió de buen rollo"

Román Piña publica Y Dios irrumpió de buen rollo, una vacuna contra los sectarismos, metralla de humor para romper todos los esquemas

Desde el 9 de noviembre

La protagonista de esta fábula llega ante el presidente catalán Artur Mas y le dice:
—No sé Rajoy, pero Dios está dispuesto a negociar.

La irrupción de Podemos y los pactos de gobierno que han expulsado al PP del poder tras las elecciones autonómicas, han creado un clima de nervios, ilusiones y miedos. El debate de la libertad de expresión, el twit de un concejal, la pitada al rey en el Nou Camp, los debates sociales y el sectarismo ideológico, los columnistas incendiarios... todo eso aparece en el escenario de una trama de acción, con humor corrosivo y cargada de sátira.

Sor Eulalia, con la ayuda del periodista Nofre Pou, se embarca en una operación para detener la carrera del país hacia el abismo al que  se ve abocado por el órdago independentista de Artur Mas. Durante julio de 2015 confluyen fuerzas, divinas y terrestres, en un espectáculo de conspiraciones y magia. Más allá de una iconoclastia sin límites, aparecen temas de gran calado como el conflicto lingüístico, el terrorismo y el peligro de claudicar ante el discurso del odio.



Con su mejor humor desatado, Piña corroe los esquemas mentales de los sectarios y propone una vacuna contra la intolerancia. Una receta que debería satisfacer a todos: creyentes y antirreligiosos, derechistas e izquierdistas, inmovilistas e independentistas, revolucionarios y casta... Y que sólo molestará a los fanáticos y a los tontos.

“Duerme uno así mucho más tranquilo sabiendo que cada vez que a Román se le vaya la olla, cada vez que le salga esa vena bestia y enferma que tiene, cada vez que decida coger su fusil, va a haber alguien ahí para imprimirle las gracias.” (Fran G. Matute)